Skip to content

Municipio Lagunillas

Pais:  Republica Bolivariana de Venezuela.
Estado: Zulia.
Capital: Ciudad Ojeda.
Ubicacion: Costa Oriental del Lago de Maracaibo.
Superficie: 975 km² Aproximadamente.
Población: 169.400 habitantes.

La parroquia Lagunillas fue municipio urbano del distrito Bolívar hasta el 4 de agosto de 1978 cuando la Asamblea Legislativa del estado Zulia aprueba una  reforma a la Ley de División Político Territorial, mediante la cual se crea el distrito Lagunillas. En 1988 se reforma nuevamente la Ley de División Político Territorial, creando el municipio Lagunillas .

El municipio Lagunillas, esta situado en el área central de la costa oriental del lago de Maracaibo, y sus limites son; al norte el municipio Simón Bolívar, mediando el río Tamare y parte del municipio Cabimas; al sur el municipio Valmore Rodríguez y el lago de Maracaibo; al este parte del estado falcón y del municipio Cabimas; y por el oeste con el lago de Maracaibo y parte de los municipios Cabimas y Valmore Rodríguez.

HISTORIA

El municipio Lagunillas estuvo habitado por indígenas de etnia caribe y caquetíos, quienes vivían en casas construidas sobre el agua (palafitos) a orillas del Lago de Maracaibo, dedicándose a labores de caza y pesca.

En 1499 el navegante español Alonso de Ojeda acompañado de Américo Vespucio descubrió el lago que los indígenas llamaban Coquivacoa, y estuvo explorando sus orillas. De ese viaje Vespucio hizo la analogía de las casas sobre el agua con Venecia y acuñó el nombre de Venezuela para el territorio.

A principios del siglo XX comenzó la explotación petrolera en la costa oriental del lago, luego del descubrimiento del Zumaque I en 1914 y el reventón del Barroso 2 en 1922, comenzó la explotación del campo Lagunillas por la Royal Dutch Shell. La Shell nativa de los Países Bajos y del Reino Unido (Royal Dutch Shell) construyó el muro de contención para ganarle tierra al lago como hacían en su tierra natal. La explotación petrolera formó una capa aceitosa sobre el lago de Marcaibo, la cual provocó el incendio del pueblo de Lagunillas de Agua, pueblo de palafitos de madera.

El 19 de enero de 1937, el Presidente Eleazar López Contreras decreta la fundación de Ciudad Ojeda como un núcleo para albergar los habitantes de la población de Lagunillas de Agua. El nombre es un homenaje al descubridor del Lago de Maracaibo, Alonso de Ojeda. Cumplió ya setenta años de fundada. La mayoría de sus habitantes son producto de la inmigración de europeos (italianos, portugeses y en la actualidad por una gran comunidad de sirios, iraquíes, además de chinos).

La construcción de la ciudad se inicia en el mes de julio y participan en la tarea el Gobierno venezolano y las compañías petroleras. La primera etapa concluye el 9 de julio de 1939, sin embargo, los pobladores fijaron como fecha de fundación el 13 de diciembre, día de Santa Lucía que además es la santa patrona de la ciudad. Y el templo principal dedicado a la santa se encuentra ubicado en la plaza Bolívar de la ciudad, donde además se aglomera la mayoría del comercio de la zona.

El Distrito Lagunillas fue creado en 1978, anteriormente era parte del Distrito Bolívar con los actuales municipios Santa Rita, Cabimas y Simón Bolívar.La administración del distrito ya formado pero sin autoridades elegidas fue dada a una junta administradora integrada por Laura de Gil – Presidente (AD), Jorge Diaz – Vice Presidente(AD), Alirio Figueroa Independiente, Luis Morales (AD), Pedro Fermin (MEP) y Raul Villarroel (MEP) Secretario. En diciembre de ese mismo año es elegido el primer concejo municipal, siendo presidente Alirio Figueroa. En 1989 pasa a ser municipio Lagunillas.

Actualmente es una de las principales ciudades de la sub-region costa oriental del lago, sirviendo como centro de operaciones a una de las empresas más grandes a nivel latinoamericano como es PDVSA.

Posición geográfica

La posición geográfica del municipio es de 10° 12 minutos latitud norte y 71° 18 minutos latitud oeste.

Clima

La temperatura regular es superior a los 28°c y las precipitaciones pluviales se incrementan de norte a sur y de este a oeste.  En este orden los promedios anuales son de 300 a 800 y a 1.200 mm respectivamente.

La evaporación se sitúa en mas de 2.500 mm a nivel del lago de Maracaibo y disminuye hacia el este, pero manteniéndose siempre por encima de los 1.500 mm.

Vegetación

Las características de vegetación se traducen en la presencia de herbáceas predominantes. Se observan superficies boscosas, algo aisladas, las cuales representan remanentes de un proceso de intervención producido en el área.

ECONOMIA

El potencial económico del municipio lo constituyen los yacimientos petroleros, además de la industria metalmecánica que le presta servicios a la industria petrolera.

Posee también producción agrícola, destacando la de maíz, yuca y sorgo. Podrían desarrollarse perfectamente plantaciones de palmeras datileras para la obtención de dátiles, de la misma forma que se hace en San Juan Bautista (Isla de Margarita). La razón es que hay abundante sol, casi no llueve, existe agua abundante (aunque sea salobre) en el suelo y en el subsuelo todo lo cual constituye un ambiente ecológico ideal para este cultivo.

SITIOS DE INTERES

Plaza Alonso de Ojeda

Arquitectos D creadores del Proyecto Ciudad Ojeda partiendo del Decreto de Construcción de la Ciudad emitido por el General Eleazar López Conteras cuando ejercía la Presidencia de los Estados Unidos de Venezuela para el año 1937.

El diseño de la obra se tomó del concepto arquitectónico generalizado de las principales Ciudades Europeas, basado en la necesidad básica de la población para la facilidad de evacuación en caso de conflicto u otros hechos graves que pusieran en peligro la vida de los pobladores.

Se construyó primero la Redoma a mediados del año 1938 y más que como plaza sirvió de soporte al gran tanque metálico levantado sobre el parque para el almacenamiento y la distribución del agua potable que se obtenía de un pozo perforado en área de lo que fue la Granja de Cayetano Mata.

Para el tiempo en que Lagunillas aun permanecía en dependencia del Distrito Bolívar, en el año 1970, Cliver Sánchez, Presidente de la Municipalidad Bolivarense, ordenó la ejecución de mejoras en el referido Parque en obsequio de la Ciudad que perfilaba entonces un proceso de acelerada evolución, tanto en el aspecto urbano como en su estado económico. A finales del año 1974, cuando la comunidad se disponía a celebrar los 35 años de existencia de Ciudad Ojeda, en la redonda plazoleta se construyó una hermosa fuente obsequiada por la Colonia italiana, que hoy pide a gritos auxilio de mantenimiento y la reposición de los elementos que se han ido dañando con el avance inexorable del tiempo.

Lagunillas, convertida en nuevo Distrito del Estado Zulia por decisión de la Asamblea Legislativa votada el 4 de agosto de 1978, asumió su autonomía política y gracias a sus Gobiernos Municipales la Plaza Alonso de Ojeda fue cobrando nueva fisonomía, particularmente durante el Gobierno que cumplió el Dr. Mervin Méndez, con la celebración de los 500 años del arribo de Colón al continente americano se hizo una remodelación casi total con el agregado de tres espacios ambientales y una laguneta artificial soportando una pasarela desde sus extremos.

En sus primeros años la Plaza Alonso de Ojeda fue centro de las tertulias animadas que celebraban los primeros vecinos de la redoma.

Bajo la protección del Tanque Acueducto se realizaban reuniones, se festejaban los carnavales convirtiéndose con el tiempo en anfitriona principal de los actos de celebración del 12 de octubre así como auxiliar para los eventos de los días patrióticos y en la conmemoración del aniversario de la fundación de Ciudad Ojeda.

Plaza Bolívar

En el año 1953, cuando el mandato del Gobierno Regional reposaba en la recia figura de la dictadura perezjimenista, General Néstor Prato, se erigió en Ciudad Ojeda, en un terreno adquirido por 200 bolívares, la plaza en honor al Padre de la Patria y máximo héroe de la libertad americana, Simón de la Santísima Trinidad Bolívar Palacios y Blanco.

Ángel Cisneros, destacado y pudiente personaje de la naciente Ciudad Ojeda, en compañía de su esposa Yolanda de Cisneros, nuestra bien recordada educadora, convocó a los ocupantes de terrenos en el área que hoy reúne Instituciones civiles y eclesiásticas fundamentales del Municipio, la Alcaldía y la Iglesia de Santa Lucía, con la idea de promover gestiones con el Gobierno Regional para dotar a la nueva Ciudad con una Plaza Bolívar.

De acuerdo al testimonio aportado por Leocadio Medina, oriundo de la población de Churuguara en el Estado Falcón, residente del Campo Ayacucho para los años 40 y vecino de Ciudad Ojeda desde los años 50, lo que hoy es calle Mérida, desde la Alonso de Ojeda hacia la carretera “L” era una zona de espesa vegetación, con patillales muy extensos, gramíneas y frutales donde vivía Eleuteria Oliveros, ponderada vecina de Las Morochas, con 4 de sus hijos y primera pobladora de la Calle Mérida.

Desde la esquina de la Mérida con la Vargas y hasta la Bolívar se acomodaron Francisco Rojas Arroyo, Leocadio Medina y Orangel Landaeta.

El Capitán Henry Castro Díaz había terminado de construir una amplia casa de una sola planta, la primera que se alzó en lo que hoy es Avenida Bolívar y la cual fue alquilada por el Dr. Pedro de Armas a un canon de 250 bolívares mensuales, para su primera Clínica Ojeda.

Orangel Landaeta, Francisco Arroyo, Leocadio Medina y Ángel Cisneros, constituidos en comisión comunitaria en el año 1952 se trasladaron a Maracaibo y se metieron en el Palacio de Las Águilas para entrevistarse con el Coronel Néstor Prato, Gobernador del Estado Zulia.

Cisneros, amigo íntimo y compadre del jefe de Gobierno Regional hizo la exposición del proyecto para dotar a Ciudad Ojeda con una Plaza Bolívar y Prato se comprometió a enviar una Comisión que manejara el asunto en el propio escenario.

Presidía el Concejo Municipal del Distrito Bolívar, el discutido Rogerio Cepeda y en el cargo de Jefe Civil figuraba Robinsón Quintero.

Corriendo el mes de Mayo Medina recibió la sorpresiva visita de un funcionario de la célebre policía creada en la Dictadura del General Marcos Pérez Jiménez, la Seguranal y como miembro del derrocado Gobierno de AD, el Cayo sufrió la angustia que padecían todos los políticos de aquella época, contrarios al Gobierno Dictatorial, por fortuna el funcionario sólo portaba un mensaje de la Gobernación para que se presentara a la Prefectura y Medina, por supuesto, buscó el amparo de Ángel Cisneros, el íntimo del General Prato.

Una decena de días después, una cuadrilla de obreros y varios tractores comenzaron a despejar el espacio de tierra donado por ocupantes del vecindario. Serpientes, cachicamos y toda clase de bichos fueron despejados para darle figura y talla a la Plaza Bolívar de Ciudad Ojeda a comienzos del 53, primer reducto de ejercicio patriótico para la naciente población cuya construcción fue ordenada por el General Eleazar López Contreras, en enero de 1937.

Luego de terminada la plaza por la Constructora que manejaban los italos Manzini y Antonio Pietroantonio, este último primer agente Consular de Italia en Lagunillas, se originó la primera protesta colectiva en rechazo del busto que subieron al pedestal, por estar muy lejos de la fisonomía auténtica de nuestro Libertador.

Se logró el cambio por el que luce la plaza en la actualidad y aquel feo trabajo fue dejado en un depósito para desechos del Concejo Municipal del Distrito Bolívar, en Santa Rita.

El contorno de la Plaza Bolívar de Ciudad Ojeda cobró un inusitado vigor de tendencia arquitectónica y el primer arbusto sembrado en las Jardineras del parque lo plantó la Sra. María Blanco de Medina, la madre de nuestro relator. Fue una mata de Rosas blancas.

La inauguración de la Plaza Bolívar de Ciudad Ojeda fue presidida por el Coronel Néstor Prato.

El tanque

Ubicado entre la carretera L y la Av Bolívar, fue un proyecto de un tanque de agua cilíndrico al que le fallaron los cimientos por lo que no se pudo utilizar, sin embargo fue pintado con una obra, su tamaño (20 metros de altura x 12 metros de circunferencia) lo convirtieron en el mural más grande del mundo, por lo que se ha convertido en un símbolo de la ciudad. Actualmente, se le conoce como el Complejo Cultural Mural Mas Grande, administrado por la Fundación Ojeda 2000. Su auditorio interno sirve para la realización de actividades culturales y diversas reuniones sociales.

PARROQIAS

Alonso de Ojeda
Libertad
Eleazar López Contreras
Venezuela
Campo Lara

Dejar un comentario

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: